IMG_7011 Otoño 2Me dieron a la luz

cuando las sombras acechan,

y la vida y la muerte

se observan.

Pues yo nací en noviembre,

en el otoño,

cuando el sol se fatiga

y la noche se alarga,

y el mundo se diluye

entre las hojas

que se abaten y caen.


El viento las empuja

sin destino.

Y mil huellas las pisan…

Que una hoja caída

es una ola

sin mar,

o una nube

sin cielo.

O un hombre sin amor.

O un amor sin mujer.

O quizás nada.

Nada.

Y mil huellas las pisan…

Y, cuando llueva, algunos pararánIMG_7020 Otoño2

a oler las hojas,

la humedad de la tierra.

Y yo descubriré cómo resiste

la gota sobre la hoja moribunda.

Mis ojos se colorearán de otoño,

y mi alma de agua y de tierra,

muerte y vida,

de hojas y amor.

De todo.

safecreative_logo_s

Escrito por Carmen Pita

8 Comentarios

  1. Precioso, Carmen. ‘He descubierto cómo resiste la gota sobre la hoja amarillenta..’. símbolo de tantas cosas vividas que pueden amarillear, pero no morir (no me gusta el adjetivo moribunda), lo demás pura belleza.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. Gracias, Gervasio, por leerme y dejar tu comentario y opinión de gran poeta. Yo solo soy una aficionada.

      Tienes razón: hay cosas que no pueden morir. La mistad, si es verdadera, es una de ellas. Un fuerte abrazo, amigo.

      Me gusta

      Responder

  2. Noviembre nos habla de la tristeza de la muerte desde el principio de sus días. Pero es cierto que las hojas guardan en su interior otros muchos milagros y otras tantas primaveras.
    Muy hermoso y cálido.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. Elena, otra gran poeta y amiga. Me halaga que hayas encontrado calidez en mis versos que, por otro lado, si algo tienen bueno es gracias a ti. Muchos besos.

      Me gusta

      Responder

  3. Triste y hermoso igual que el otoño: y qué decir de noviembre, un mes triste para mí, pues evoca la pérdida de mi padre. El otoño es como la propia vida en sus dos rostros y así lo expresas con la imagen de la hoja, la humedad de la tierra. Me encanta el final: <>. Un abrazo, querida Carmen.

    Me gusta

    Responder

    1. Gracias, María José, por leerme. Tú también eres poeta y buena, y sabes qué significa noviembre. Un abrazo.

      Me gusta

      Responder

  4. Esa hoja mojada de olor otoñal…de noviembre en colores teñida nos asombra cuando detenidamente sentimos el paso del tiempo. Recuerdos…nostálgica… Pero se reinicia cada año y eso es ya un regalo para los sentidos. Mary Carmen tienes duende en tus escritos.

    Re

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. Muchas gracias, Sole, tú si que tienes duende. Me ha encantado.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s